IMPOSIBLE NO CREER

Luis Villoro (S/F) hace una diferenciación de tres conceptos: creer, saber y conocer, pues es importante identificar en cuáles de las afirmaciones que guían nuestras decisiones estamos creyendo (es decir, no tenemos pruebas exactas de ellas) y cuáles sabemos (es decir, estamos segurxs de ellas). A continuación expongo un cuadro en el que clasifico las diferencias entre creer, saber y conocer que propone Villoro.

 

Creer Saber Conocer
-Tomar un hecho por verdadero.

-Aceptar un hecho sin conflicto, sin dar a entender si mis pruebas son o no suficientes.

-Tener algo por verdadero pero sin estar seguro de ello.

-Suponer, conjeturar.

-Todo saber implica creencia, pero no toda creencia implica saber.

-La creencia correcta no es peor guía que el conocimiento.

-Creer es lo opuesto a saber.

-Lo que le falta a la creencia para ser un saber es pertenecer a la realidad.

-Los saberes son creencias que consideramos verdaderas.

-Para saber algo hay que: Tener razones suficientes que justifiquen la creencia, y así asegurarnos que no son una mera casualidad.

-“La creencia verdadera por razones, es saber, desprovista de razones, está fuera del saber”. Platón.

-“Afirmar que alguien sabe algo sin creerlo es contradictorio”.

-Es un proceso psíquico.

-Es un producto colectivo, social, que comparten muchos individuos.

-Implica poder orientar en forma acertada y segura una acción.

-Queremos conocer por motivos prácticos; nos interesa saber porque, de lo contrario, no podríamos actuar ni vivir.

-Si tenemos una garantía segura de que nuestra acción corresponde a la realidad, podemos confiar en que la creencia no fallará; entonces lo que tenemos es conocimiento.

-El razonamiento es lo que sujeta nuestras creencias a la realidad.

A mi juicio es difícil separar las creencias de los saberes, es casi imposible. No podemos tener la certeza de todo lo que sucede en el mundo, siempre habrá misterios en los que tendremos que creer y tener fe, pues no podemos saberlo todo y comprobar todo. Cuando se trata de psicología, por más que los positivistas lo deseen, es imposible crear una psicología absolutamente exacta, libre de subjetividades pues las personas somos un conjunto de incoherencias y sinrazones, la prueba de esto es que no existe una corriente psicológica capaz de predecir el comportamiento de una forma cien por ciento exacta, que sea capaz de dar un tratamiento terapéutico que no tenga margen de error, que englobe todas las dimensiones humanas y que pueda entender todas las incongruencias y misterios humanos.

Las personas somos seres formados por creencias, lo que nos vuelve impredecibles y nuestra forma de ser y de actuar es tan multifactorial que es muchas veces imposible de explicar. A pesar de esto, existen tendencias dentro de la psicología que se especializan en hacer de esta una ciencia objetiva. El debate al respecto ha sido arduo, pues hay quienes opinan que es imposible escapar a la subjetividad humana y convertir de la disciplina que estudia a la complicada psique una ciencia exacta, por otra parte, hay quienes sostienen que el conocimiento sin sustento no es válido, y que por lo mismo, las afirmaciones que no estén estrictamente comprobadas, no son válidas.

Es factible estudiar fenómenos físicos de forma objetiva, pues los datos con los que se trabaja son duros y no dejan lugar a dudas, las fórmulas con las que se calcula funcionan siempre igual. En psicología, se ha logrado generar ciertos datos duros, a través de numerosos estudios cuantitativos y de corrientes como el conductismo o las ndescarga.jpgeurociencias, sin embargo, hay aspectos humanos que quedan fuera del alcance estadístico, que no son cuantificables. Problemáticas mucho más profundas que la norma “estímulo-respuesta” y dudas que no pueden ser resueltas al explicar el funcionamiento de las conexiones nerviosas. Si bien, estas áreas de la psicología son un componente importante de esta disciplina, dejan áreas inexploradas como por ejemplo;  la percepción, las relaciones interpersonales, los factores culturales, la capacidad de agencia, la relación con uno/a mismo/a, el complejo mundo del inconsciente, etc.

El estudio de los seres humanos es tan complejo como las mismas personas.  Hay algunas cosas de las que podemos estar seguros y que por lo tanto podemos saber, como que el agua se congela a los cero grados o que la fuerza de gravedad es de 9.81 m/s2, sin embargo, el estudio de las personas, realizado por personas, no queda libre de subjetividades, no queda libre de creencias guiadas por una corazonada ni de la inexplicable preferencia por una teoría y no otra, lo que sesga el modo de trabajo de los y las psicólogxs. Las personas tenemos creencias porque nos es imposible saberlo todo, por más que nos gustaría vivir con base en certezas absolutas, nos vemos obligadxs a tener creencias y a movernos empujadxs por ellas.

Fuentes.

Villoro, Luis (S/F) Creer, saber conocer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s