EL SENTIDO COMÚN ES EL MENOS COMÚN DE LOS SENTIDOS

“El sentido común es el menos común de los sentidos”, dice el dicho popular que parece no tener sentido, planteando así un reto para nuestro sentido común, que nos dice que el sentido común es común.  ¿Qué quiere decir esta frase? Que no todas las personas compartimos el mismo respaldo cultural, y por lo tanto, el sentido común se fragmenta y se amolda a las personas, a los lugares y a los tiempos, sin convertirse nunca en una cosa individual. Si el sentido común fuera el mismo para toda la humanidad, probablemente se clasificaría más bien como un instinto o como algo natural. Sin embargo, el concepto se refiere a aquellos acuerdos que hacen las comunidades para entender o explicar una cosa. Y puesto que las características de los grupos de personas varían de una sociedad a otra, el sentido común también.

En mis reflexiones al respecto mientras leía a Geertz, identifiqué, utilizando mi sentido común, algunas de las razones por las que existe el sentido común o algunas de las necesidades a las que responde son las siguientes: Satisfacer la curiosidad humana, explicar las excepciones de la lógica, hacer acuerdos sociales, perpetuar costumbres y compartir conocimientos de supervivencia. A continuación describo y ejemplifico cada uno de estos puntos que forman parte del compendio de conocimientos comunes.

  1. Es una respuesta a la insaciable curiosidad de las seres humanos, y a nuestra incapacidad para resolver todas nuestras dudas. Es una forma de cubrir los agujeros que hay en la lógica, pues no todo se puede explicar por medio de ella y no siempre podemos entender las causas y las consecuencias de las cosas, y hay grandes misterios irresueltos; ¿Dios existe y nos escucha? ¿Los extraterrestres tienen contacto con la tierra? ¿Qué explicación hay para los eventos paranormales y fantasmagóricos? El ser humano, movido por la enorme curiosidad que nos caracteriza, ha inventado explicaciones para aquellas cosas que se salen de nuestro entendimiento y de la lógica del mundo: Yo cuando era nsentido comuniña pensaba que dentro de la tele había enanitos actuando,  los zande atañen a la brujería aquellas cosas que no pueden  entender,  hay quien cree que le ha ido mal porque Dios lo castiga por sus pecados o que si cacha el ramo de la novia en la fiesta de boda, será la próxima en casarse, etc. Así nacen, como referencia Geertz,  las religiones, los compendios de supersticiones, los mitos, las creencias populares, incluso la filosofía y la ciencia surgen de esta necesidad imperante de las personas de resolver las dudas, de explicar lo inexplicable. Y es así como aparece el sentido común en las culturas, ya sea en forma de religión o de ciencia, porque preferimos inventar explicaciones que afirmar que no sabemos, porque  la curiosidad y la imaginación de la humanidad se unen para que inventemos historias que nos permitan estar en una realidad conocida, que nos de confianza, que nos hagan estar en una zona de confort en esta realidad llena de misterios y paradojas.

  1. El sentido común comprende las excepciones de la lógica, tanto las excepciones que no podemos entender, como las excepciones que inventamos las personas. Para explicar esto daré un ejemplo; en mi Proyecto de Integración Profesional, trabajaba con niños de 3 y 7 años. En una ocasión, escuche que una de las niñitas, cuando estaba hablando dijo: “haiga”, su hermana más grande, rápidamente la corrigió: “No Amy, no se dice haiga se dice haya”. Amy prácticamente ignoró la corrección de su hermana, mientras que yo me quedé pensando que Amy ha entendido bien la lógica de los verbos; caiga, traiga, por lo tanto; haiga. Pero este verbo es la excepción, y eso Amy no lo sabe porque tiene tres años, hay que explicárselo, hay que enseñarle que la lógica no sigue siempre la misma línea y que es necesario estar un buen rato en este mundo para entender las paradojas que contiene.

  1. Otra de las necesidades humanas que cubre el sentido común son los acuerdos sociales. Si las personas queremos vivir en armonía, estamos obligadas a hacer acuerdos, a establecer reglas que establezcan de qué formas nos vamos a respetar unas a otras. De esta forma, se hacen reglamentos sociales consensuados implícitamente por todas las personas, consensos que son tan antiguos que se vuelven parte de lo lógico. Por ejemplo, en la cultura occidental, es lógico ser corteses con las personas mayores, decir “salud” cuando alguien estornuda o saludar a todas las personas cuando se llega a un lugar. Son costumbres adoptadas que asumimos como lo natural y lo obvio.sentido comun 1

  1. Estos acuerdos sociales no solamente tienen que ver con un reglamento, sino con costumbres que se han ido heredando a través del tiempo, sin darnos cuenta de que tal vez es solamente nuestra cultura la que se comporta de esa forma. Por ejemplo, mi tía fue de viaje a Jerusalén, a su regreso, le pedí que me platicara cómo es ese lugar, me contó que las casas en medio oriente son todas del mismo color, un color beige –arenoso. Ella preguntó a los lugareños que por qué no pintaban sus casas de colores (como es tan acostumbrado en México), y los Israelís recibieron su pregunta con sorpresa. En esa zona del mundo, por alguna razón que desconozco, las casas no se pintan. Por el contrario, para los mexicanos, pintar las casas de color, es lo más lógico, es una costumbre que embellece nuestras ciudades y pueblos y que imprime tintes de folklor y particularidad a nuestro país.

  1. El sentido común responde también al compendio de conocimientos que se necesitan en un lugar o en una cultura para sobrevivir. Por ejemplo; la mayor parte de las personas que viven en Guadalajara saben cómo prender una estufa de gas. A mí me enseñó mi mamá cómo hacerlo, me dijo que hay que tener cuidado de no dejar escapar el gas sin que esté prendida la flama porque podría explotar, además, desde que nací, he visto cómo las personas prenden estufas de gas y he aprendido a hacerlo de forma impecable. Esta práctica ha pasado a formar parte del sentido común de las y los tapatíos y de personas de (supongo) la mayoría de las ciudades del mundo.

A mis dieciocho años, fui a una comunidad en la sierra tarahumara, Chihuahua, a vivir durante un año. En este lugar, las estufas de gas no se utilizan. El clima de la sierra es muy muy frío y por lo tanto, en cada casa hay una estufa de leña que permanece prendida gran parte del día y de la noche, para calentar a los habitantes y para cocinar. De manera que, así como en Guadalajara todas las personas saben cómo encender una estufa de gas, en la sierra tarahumara todas las personas saben cómo encender una estufa de leña.  Es parte del sentido común reconocer los leños más secos y menos verdes para iniciar el fuego, utilizar al principio leña de pino, pues prende más rápido y después, leña de encino, pues es más duradera, hasta los niños saben cómo acomodar los ocotes para que la flama encienda rápido. Cuando yo llegué a ese lugar, sabía perfectamente cómo prender una estufa de gas pero tardé un buen rato en aprender a crear fuego con rapidez.

Es por eso que el sentido común sienta la base de las culturas, es variable sentido comun 2y al mismo tiempo inamovible. Está hecho de conocimientos invisibles, invisibles porque los damos por hecho, porque nadie nos dice lo contrario, porque nos rodean desde que nacemos. El sentido común es tan invisible para las personas, como lo es el agua para los peces. De ahí la importancia de estar abiertas y abiertos a conocer culturas y realidades diferentes, porque solo ahí se cuestionará nuestro sentido común, se nos presentarán retos e identificaremos aquellas cosas que son intrínsecas del ser humano y aquellas que son intrínsecas de nuestra cultura. ¿Y para qué cuestionar lo que ha sido verdadero siempre? Porque el hecho de que todo mundo haga una cosa, no quiere decir que sea lo mejor para nosotras y para la sociedad.

 

Geertz, C. (1996) Conocimiento local. Paidós. Pp. 93-116

4 comentarios sobre “EL SENTIDO COMÚN ES EL MENOS COMÚN DE LOS SENTIDOS

  1. Mariana:
    Al principio no estaba segura de que hubieras comprendido el punto central de la lectura de Geertz, pero conforme fui leyendo tu artículo caí en cuenta de que yo estaba en un error. Me parece muy interesante cómo, además de rescatar el punto central de Geertz respecto al sentido común en diferentes culturas, añades cinco puntos personales sobre lo que crees que nos ha llevado a construir ese sentido común. En particular me llamó la atención el primer punto sobre la necesidad de explicar lo que es curioso para el ser humano. Al leer el texto a mí nunca se me había ocurrido de esta manera. Gracias por eso y felicidades por tu redacción, es muy clara.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s